Contactate con nosotros

Ronald Figueroa y su oportunidad para volver a empezar

Ronald Figueroa y su oportunidad para volver a empezar

Desde Arcos Dorados queremos destacar aquellas historias de vida de nuestros empleados que tanto nos enorgullecen y nos enseñan. En esta nueva edición conoceremos a Ronald Figueroa, Entrenador de Arcos Dorados en Brasil.

“Comienzo de nuevo”, así define su vida en Brasil este joven venezolano de tan solo 23 años. Ronald, fue una de las miles de personas que tuvo que tomar una de las decisiones más difíciles y dejar atrás su vida en Venezuela para salir en búsqueda de nuevas oportunidades.

“La situación era insostenible. Mi familia estaba necesitada, faltaba comida para comprar […] Salir de Venezuela era la única solución en ese momento”, recuerda Ronald.

Fue hace ya más de un año que, junto a su esposa embarazada de tres meses, Ronald se vio obligado a emigrar. Cuando aún vivían en su país de origen conocieron a una familia de Manaos, Brasil, que estaba allí de vacaciones. Fue gracias a ellos que, al momento de buscar refugio, tuvieron un contacto que les facilitara su llegada a Brasil. “Cuando decidí mudarme a Manaos, pedí ayuda a estos amigos y nos recibieron de inmediato”, agrega Ronald.

Con solo R$ 76 en su bolsillo, sin empleo ni un hogar, este ingeniero en sistemas y su esposa llegaron a Brasil en búsqueda de un futuro mejor. Con el poco dinero que trajeron de Venezuela decidieron emprender su propio negocio. Fue así como comenzaron a cocinar sandwiches naturales y trufas de chocolate para vender frente a la iglesia a la que asistían, y también en calles y autobuses públicos de la ciudad.

A los pocos meses de instalarse en Manaos, Ronald obtuvo su primer empleo en el área de servicio de un centro comercial. Querido por todos los que allí trabajaban, un día uno de sus compañeros le comunicó que un restaurante de Arcos Dorados abría una búsqueda laboral para el puesto de Asistente. Hoy, es para nosotros un orgullo que Ronald forme parte de nuestra Compañía.


“Estoy muy contento con todo lo que he logrado hasta ahora”, celebra Ronald. Este valiente joven jamás imaginó que tendría tantas oportunidades de crecimiento personal y profesional dentro de la empresa. A los cuatro meses de ingresar a Arcos Dorados ya logró su primera promoción a Entrenador.

Esta historia es un nuevo ejemplo de esfuerzo y perseverancia dentro de nuestra Compañía. El sueño más grande de su protagonista ya se volvió realidad y es ver feliz a su familia: “estoy muy agradecido de haber sido recibido en Brasil y es aquí donde quiero establecerme y ver crecer a mi hijo”. Ronald Figueroa aún tiene muchas metas por delante y asegura que su carrera en Arcos Dorados recién está comenzando.

Seguir leyendo

Más en HISTORIAS DORADAS

Noticias más leídas

Temas

Historial

Arriba
SpainBrazilEnglishFrench
Arcos Dorados Digital

GRATIS
VER